Abejas en Algete

La abundancia de lluvias esta primavera ha disparado la aparición de enjambres de abejas en viviendas particulares, edificios públicos y espacios urbanos de Algete. Las lluvias intensas y prolongadas han facilitado una floración muy larga y melífera de los campos, parques y jardines de Algete, lo que ha estimulado a las colmenas a criar más reinas dada la abundancia de alimento. Bomberos y apicultores locales han tenido que realizar varias intervenciones para retirarlos y evitar molestias a los vecinos. Las colonias de estos insectos retiradas por los bomberos son entregadas a apicultores –o recogidas directamente por ellos– para crear nuevas colmenas en campo abierto destinadas a la producción de miel.

La aparición de enjambres se produce cuando las colmenas alumbran a una segunda reina y se desdobla al escapar con un grupo de abejas de la colmena para fundar su propia colonia, pues cada núcleo solo puede poseer una abeja reina. Se establecen en los lugares muy variados, como pueden ser ramas de árboles, troncos secos, maceteros, oquedades, cajas de registro, etc. También se instalan en casas habitadas y edificios públicos, pudiendo ocupar conductos de ventilación o aparatos de aire acondicionado, cámaras de aire o juntas de dilatación de las paredes, medianeras, cajones de persianas o falsos techos.

Generalmente se trata de actuaciones que no revisten una gran peligrosidad ni amenaza para la ciudadanía, salvo si se encuentran en zonas públicas y existe alguna persona alérgica que pueda ser picada por ellas, pero que deben ser llevadas a cabo para evitar accidentes y trasladar a los insectos a lugares más tranquilos donde puedan desarrollar su actividad. En cuanto reciben una llamada de alerta por la presencia de enjambres, los Bomberos de la Comunidad de Madrid contactan con apicultores colaboradores que se desplazan hasta el lugar con sus propios equipos para retirar las abejas y poner en marcha así una nueva colmena. El Parque de Bomberos de Alcobendas, han realizado en lo que va de año 86 intervenciones relacionadas con abejas, de las cuales 17 han sido en Algete.

Cuando el acceso hasta el lugar ocupado por las abejas es difícil o peligroso o no hay ningún apicultor disponible, son los propios bomberos con su equipo de protección contra las picaduras los que se encargan de la retirada, como ha ocurrido en las últimas semanas en Algete en varias ocasiones, donde un camión equipado con un brazo mecánico y una cesta eleva al operario hasta el punto de la fachada donde habían anidado las abejas.

Los enjambres arrancados por los bomberos quedan depositados en una caja de madera facilitada por los apicultores para que puedan transportarlo con comodidad y seguridad hasta su explotación apícola. A pesar de su aspecto amenazador, los enjambres que surgen de las fugas de abejas de colmenas no son peligrosos, salvo que sean molestados.  En caso de avistar un enjambre de abejas (no confundir con las avispas) avisar a Bomberos llamando al número de emergencias 112 o directamente en el teléfono 916520630, y enviarán a un equipo especialista o se pondrán en contacto con un apicultor para retirarlas. Nunca utilices insecticida para ahuyentarlas o las intentes matar, pues están protegidas (artículo 52.3 de la Ley 42/2007, de 13 de diciembre, del Patrimonio Natural y de la Biodiversidad) y son imprescindibles para la polinización de cultivos y frutas.