8 de marzo: Día Internacional de la Mujer

Por Cecilia Sánchez de Medina


“Me quedé embarazada y ‘casualmente’ decidieron no renovar mi contrato”.  Esta es una frase que escuchamos con demasiada frecuencia. En esta ocasión, la pronuncio yo. Fue algo que me sucedió hace unos 16 meses. “Consecuencias de ser mujer”… A unas las echan, otras sufren mobbing o les cambian sus funciones laborales o esperan a que se incorporen de la baja maternal para presentarles la carta de despido… Las más afortunadas, siguen en las mismas condiciones e incluso acogiéndose a la reducción de jornada. Nadie es imprescindible hoy en día y, además, existen empresas que directamente no contratan a mujeres o jefes que tienen la cara dura de preguntar en las entrevistas de trabajo “si piensas quedarte embarazada”. Pero la culpa no es solo del empresario. Faltan ayudas desde la administración y políticas de igualdad que mejoren la situación que estamos viviendo.  

A los pocos días de nacer mi hijo se celebraron elecciones municipales. Salí elegida concejala en la oposición, en Algete. Yo me organicé para cumplir con las obligaciones del consistorio y poder cuidar y alimentar a mi bebé de la forma que yo había elegido. Esto supuso tener que llevar al bebé, en los primeros meses, a unas cuantas reuniones e incluso a los Plenos para que pudiera comer. Esto no tendría ninguna importancia si no fuera porque quiero contar lo que, a veces, ocurría cuando aparecía con mi hijo. Tuve que escuchar más de una vez comentarios machistas y ofensivos dichos en tono jocoso. Por supuesto,  me entraban por una oreja y me salían por la otra. Pero, curiosamente, me llamó mucho la atención que también me los dijeran algunas mujeres.

Esto es solo una pequeña anécdota personal. Pero muchas sufren cada día  injusticias, incumplimientos de derechos, desempleo, desigualdades, violencia… Este día no es de celebración sino de denuncia. Es cierto que tenemos que felicitar a las mujeres por sus conquistas y por sus iniciativas para continuar y aumentar su participación en el desarrollo de la sociedad pero, todavía, queda mucho por hacer, ya que, la mujer, sigue estando desprotegida y es víctima de la violencia y malos tratos.

Las reivindicaciones en el día de la mujer pueden parecer lejanas pero no es así. Muchas mujeres sufren acoso, otras desempeñan las mismas funciones que sus compañeros hombres y tienen peor salario o condiciones, hay hombres que piensan que las labores de hogar o el cuidado de los hijos son tareas exclusivas de la mujer, algunos creen erróneamente que ellas son de su propiedad… Nada justifica estos comportamientos.

Para esto sirve la conmemoración del Día Internacional de la Mujer. Para recordarnos que todavía queda mucho por hacer. El día que no haya que recordarlo habremos conseguido la igualdad deseada.

Son más las mujeres que interrumpen su vida profesional y luego no vuelven a trabajar a tiempo completo. Veamos un ejemplo, según datos de la Comisión Europea: un niño y una niña nacen con las mismas oportunidades pero luego las expectativas de estudios y profesiones son diferentes. Si nada cambia cuando crezca, él ganará, según diferentes estudios publicados en los medios de comunicación, una media del 16% más que ella. En los últimos años se ha podido constatar que la preparación de las mujeres a la hora de acceder al mercado laboral es igual o superior a la de los hombres, pero no se valora de la misma manera. La diferencia salarial refleja la discriminación y las desigualdades en el mercado laboral. Lo mismo ocurre en puestos directivos, donde el número de mujeres con acceso a estos es muy inferior al de los hombres.

Queda mucho por hacer y eso que llevamos demasiados años de lucha. Todo surgió tras un sangriento hecho que conmocionó a la opinión pública mundial. Una historia trágica en donde el abuso, la explotación y la impunidad causaron la muerte de 146 mujeres. Fueron varios los hitos que marcan el día: un levantamiento de mujeres rusas, una ocupación de trabajadoras de Nueva York, una protesta de mujeres en Manhathan y una conferencia internacional de mujeres en Dina. El incendio en la fábrica de camisas de Nueva York fue el 25 de marzo de 1911. La fábrica se quemó con 146 trabajadoras que habían sido encerradas debido a sus protestas por reivindicar mejoras laborales. A raíz de este dramático suceso, se introdujeron importantes cambios en materia legislativa en las normas de seguridad y salud laborales e industriales. 

Se proclamó el Día de la Mujer, de carácter internacional como homenaje al movimiento a favor de los derechos de ésta y para ayudar a conseguir el sufragio femenino universal. No se estableció una fecha fija para su celebración. La propuesta fue aprobada unánimemente por una conferencia de más de 100 mujeres procedentes de 17 países. El año 1975, coincidiendo con el Año Internacional de la Mujer, las Naciones Unidas celebraron el Día Internacional de la Mujer, por primera vez, el 8 de marzo. Además, el color lila con el que se identifica este día es porque este fue el tono de color del tejido con el que estaban trabajando aquellas obreras el día del dramático incendio en Nueva York.

Por último, quiero comentar que, desde Vecinos por Algete,  nos hemos sumado y aportado datos e información al manifiesto que se va a leer desde el ayuntamiento este 8 de marzo. Queremos destacar varios puntos de este texto que queremos que no se olviden y se pongan en práctica, porque las políticas de igualdad son fundamentales para eliminar las desigualdades e insistimos que hay que trabajar por mejorar la vida de todos, hombres y mujeres:
Promover la igualdad de acceso a la educación, de toda mujer y niña erradicando  cualquier tipo de discriminación por motivos de género, raza, idioma, religión, origen nacional, edad o discapacidad. Únicamente a través de una educación igualitaria y comprometida podemos avanzar hacia los mismos derechos y oportunidades.
Impulsar una mayor corresponsabilidad familiar y laboral que elimine la discriminación por razón de sexo.
Defender los derechos laborales y sociales alcanzados, trabajando por erradicar las diferencias que aun existen y apostando por el fortalecimiento de servicios públicos de calidad.
Promover la presencia y representación equilibrada de las mujeres en todos ámbitos de toma de decisiones.
* Sensibilizar a la población general sobre la importancia de la participación de las mujeres en la vida social, política y económica de los municipios.
* Promover la salud de las mujeres desde un enfoque biopsicosocial y de género a lo largo de todo el ciclo vital.
* Asesorar a mujeres con problemas psicosociales por razón de género, luuchando con rotundidad contra la violencia de género en todas sus formas.
* Reivindicar que en estos momentos de crisis global los derechos económicos de las mujeres y no dando pasos atrás en políticas de protección y promoción.
Me despido haciendo una especial mención a todos los hombres que sí apuestan por la igualdad y que lo demuestran cada día con sus actos y pidiendo en mayúsculas, EDUCACIÓN, EDUCACIÓN Y EDUCACIÓN, DESDE LA INFANCIA.  

La mujer es la compañera del hombre, dotada con la misma capacidad mental… Si por fuerza se entiende poder moral, entonces la mujer es infinitamente superior al hombre… Si la no violencia es la ley de nuestro ser, el futuro está con las mujeres…” Mahatma Gandhi

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *