Dos meses de Vecinos por Algete


por Sergio Velasco Gigorro
Hace solo dos meses que, con la firma del acta notarial, hicimos público la creación de un nuevo partido político en Algete. Ese momento, casi solemne, entre emocionado e ilusionante, dejaba atrás continuas reuniones para dar forma al proyecto, múltiples llamadas de teléfono, intercambios de opiniones, infinidad de correos electrónicos… Nuestro anhelado hashtag de Twitter #AlgeteDespierta, se convertía en realidad. Nacía así VECINOS POR ALGETE (V×A), un partido vecinal formado por algeteños y algeteñas independientes que compartimos nuestro compromiso con el municipio y sus problemas, con el único objetivo de mejorar la calidad de vida de Algete.

En solo dos meses, algunas cosas han cambiado, otras lo están haciendo y muchas lo harán. Para empezar, hemos cambiado de Alcalde. Evidentemente, eso no es mérito atribuible a V×A, pero nace del mismo sentimiento y anhelo de cambio por parte de los vecinos de este pueblo ante el estado de abandono en el que se encuentra nuestro municipio. Pero hay otros cambios de los que nos sentimos en parte responsables. Una de nuestras peticiones, la del cambio de horario de los plenos municipales, para el que iniciamos una recogida de firmas, parece que se hará pronto realidad. Nuestra preocupación por el medio ambiente y la recuperación de zonas como la del Soto Heredad de la Torre para el ocio y disfrute de los ciudadanos ha obtenido una buenísima acogida entre los vecinos y el Ayuntamiento ya ha iniciado la limpieza de la zona. Nuestras insistencia en preguntar sobre el estado del parque canino en Twitter aceleró su apertura. O la sospechosa instalación de algunas terrazas en los bares de Algete y nuestra denuncia de unas tasas abusivas de las mismas, han hecho que este tema esté en boca de muchos algeteños. Sin olvidarnos del apoyo y agradecimiento que estamos obteniendo por parte del pequeño comercio local como respuesta a nuestras recomendaciones diarias en nuestra página de facebook y nuestra cuenta de twitter. O haciendo propuestas como la de tomar medidas para combatir las estafas de las que están siendo víctimas nuestros mayores.

Y nos queda mucho por hacer: no olvidamos que Algete es el municipio del norte madrileño que acumula más deuda por habitante (más de 1.600 euros) con un total de 33,8 millones de euros, los impagos a proveedores (por ejemplo, los monitores de la piscina arrastran continuamente varios meses sin cobrar), la mala gestión de GESERAL (que ensombrece el buen trabajo de muchos de sus empleados), los excesivos cargos de confianza (que continúan en el nuevo equipo de gobierno municipal de Cesar de la Puebla), los altos sueldos de los cargos municipales (a pesar de haber comenzado tímidamente la aplicación del Plan de Ajuste), el estado lamentable de nuestras calles (con acumulación de bolsas en los contenedores de basuras que favorecen la proliferación de ratas y cucarachas), la falta de servicios o la mala gestión de los mismos, la abusiva subida del IBI (y lo que nos queda…) que no se traduce en mejoras de infraestructuras, el abandono de la juventud (que parece que quiere tirar la toalla a la vista de los pobres resultados que están teniendo sus peticiones en las Comisiones de Juventud celebradas), el incumplimiento de promesas (horarios de bibliotecas, rehabilitación de Valderey…), la dejadez y abandono de los polígonos industriales (donde vemos islas ecológicas en calles sin naves, y socavones en el asfalto en las avenidas donde todavía sobreviven algunas empresas), etc…

Pero no solo están cambiando cosas en el Ayuntamiento. También están cambiando cosas en la oposición municipal. En estos dos meses, Unión por Santo Domingo ha pasado de promover una moción de censura contra Inma Juarez con el resto de grupos municipales para forzar un cambio en la política de gestión del municipio, a volver al redil del Partido Popular con el cambio de Alcalde, descubriéndose por fin su meditada maniobra política. Y el PSOE de Algete, que ya habla clara y abiertamente de un frente común de la “izquierda” de cara a las próximas elecciones, dando por hecho un pacto con Izquierda Unida. Atrás quedan los continuos reproches en las dos últimas legislaturas a la agrupación liderada por Esperanza Martínez (todos recordamos el hashtag #PiPu que empleaban los socialistas en las redes sociales). No es de extrañar esta unión a la vista del descalabro electoral que vaticinan las encuestas a los dos partidos mayoritarios (aunque parece que algunos socialistas locales continuan con su sordera política dando más importancia al estado de una bandera que al estado del pueblo: cuestión de prioridades).

Estos dos meses no han sido sencillos para nosotros. A la dificultad de compatibilizar este proyecto con familia, ocio o trabajo, se añade el problema de darse a conocer entre los vecinos, pues todo lo que suena a “político” nos suele generar desconfianza. Por eso desde el principio hemos dicho que ni somos ni pretendemos ser un grupo de profesionales de la política buscando un hueco en el espectro electoral municipal. Muy al contrario, somos un grupo de vecinos de a pie que queremos dirigir la política local de una manera diferente, cansados de la dejadez de los distintos equipos de gobierno que han dirigido el pueblo de espaldas a los intereses de los algeteños. Trabajamos y nos preocupamos única y exclusivamente por los verdaderos intereses de Algete, teniendo como máxima la promoción de la participación activa y real de los vecinos del municipio en las instituciones políticas representativas, sin necesidad de estar sujetos a las férreas disciplinas o intereses de ningún partido de ámbito supramunicipal, y sin que sus actuaciones estén supeditadas a lo que diga “Génova” o “Ferraz”.

No han faltado las zancadillas, los ataques, las indirectas, las puñaladas por la espalda, el rechazo… Nos temen: por algo será. Sabíamos que nos criticarían y es normal que sigan haciéndolo, sobre todo  quienes ven peligrar su retribución de hasta ahora 45.000 euros anuales, y que por suerte para los algeteños, se reducirá a 36.000 y 30.000 euros respectivamente los próximos dos años. Nos acusan de “no tener ideología”, de “contradecirnos entre nosotros”, de “hacerle la ola al Partido Popular”, de ser “antipolíticos”… No nos rendiremos y no nos cansaremos de repetirlo: nuestra ideología es ALGETE.  En Vecinos por Algete tenemos claro que a la hora de tomar decisiones lo único que primarán serán los intereses de todos los vecinos y la mejora continua de su calidad de vida, basando nuestras decisiones en una serie de compromisos generales que enunciamos al constituirnos. En las elecciones europeas, nacionales o autonómicas, cada uno de los que integramos este proyecto tenemos clara nuestra orientación: unos votaremos a los verdes, otros a los rojos, otros a los azules, otros a los rosas, otros en blanco… En elecciones locales será la Asamblea General de V×A la que decida si nos presentamos o no, pero a buen seguro que será aprobado si los partidos que ahora mismo integran la corporación municipal no son capaces de ofrecer una alternativa seria, creíble y transparente de gestión municipal basada en el conocimiento directo de los problemas del municipio, buscando soluciones eficaces a los problemas del municipio utilizando los escasos recursos disponibles de una manera eficiente. Será entonces cuando Algete, por fin, despierte.

Eva Blanco somos todos

Seguramente los vecinos de Algete de toda la vida conozcan perfectamente el caso de Eva Blanco. A mí, que vine a vivir aquí hace unos diez años, la historia me sonaba algo de haberla visto en la televisión o leído en la prensa, pero desconocía los detalles. Hace ya tiempo, paseando por el pueblo para conocer sus rincones, descubrí un parque en la zona de Valderrey cuyo nombre me era familiar: “Eva Blanco”. No sabía muy bien de qué me sonaba, pero mi curiosidad me llevó a navegar por internet y recordar la triste historia de Eva, una joven de 16 años que tras una tarde de ocio con sus amigos apareció brutalmente asesinada a las afueras del municipio.

Por las hemerotecas me enteré de que el Ayuntamiento de Algete puso en marcha una recogida de firmas para que el juez aceptase las pruebas de ADN, a las que se presentaron voluntariamente muchos vecinos, con el fin de dar con el autor del crimen. Incluso se dictó un bando para pedir a los vecinos varones mayores de 16 años que se sometieran voluntariamente a las pruebas. Hasta la Guardia Civil llegó a anunciar que tenían todo dispuesto para llevar a cabo estas pruebas a los más de 2.000 vecinos que se habían presentado voluntarios. Sin embargo, la prueba masiva fue rechazada por el Juzgado y de nada sirvieron las manifestaciones de los vecinos para pedir que se admitiera.

El 20 de abril se cumplen 16 años de la desaparición de Eva. Soy también padre e imagino perfectamente la angustia y sufrimiento que habrán soportado Manuel y Olga, y estoy seguro que no pararán hasta ver al asesino de su hija condenado a la máxima pena posible. En los últimos meses, y gracias a las redes sociales, estamos viendo cómo el caso vuelve a estar en las conversaciones de los vecinos. Entre todos, algeteños de nacimiento y algeteños de adopción como yo, tenemos la obligación moral de evitar que Eva Blanco caiga en el olvido, y tenemos que lograr que se resuelva el caso y se haga justicia. 

En Facebook podéis uniros al grupo Apoyo a las pruebas de ADN para encontrar al asesino de EVA BLANCO PUIG y en Twitter podeis seguir la cuenta @EvaBlancoAlget.


También puedes firmar la petición para que la jueza del caso autorice la realización de las pruebas de ADN.

El retrato robot del presunto asesino lo podeis consultar en un post de este mismo blog.

Y aquí podeis ver el reportaje completo del programa de La Sexta, Equipo de Investigación: “Eva Blanco, un expediente abierto”

Cuestión de prioridades


por Manuel Fuentes

No podemos esperar mucho de ningún político del Ayuntamiento de Algete, ni del equipo de gobierno ni de la oposición. Y no solo porque no hagan nada mientras los que ostentan el poder campan a sus anchas, haciendo y deshaciendo a su antojo, sino también por las cerradas posturas ideológicas en los que basan sus afirmaciones. Qué pensarían los líderes de los movimientos obreros del XIX si alguno de sus discípulos contemporáneos antepusiesen la importancia de los símbolos del Estado en una glorieta del pueblo a las imperiosas demandas de los ciudadanos. 


Al menos en el círculo de gente con la que hablo hay una serie de prioridades: prefieren pagar menos impuestos y tasas, optan por conservar ambos tobillos en buen estado de salud evitando alguno de los múltiples baches que adornan nuestro pueblo, les gustaría que se hiciera algo con la proliferación de las ratas por todo el pueblo, o serían partidarios de que hubiera cubos amarillos en cada punto de recogida y no grandes contenedores repartidos por algunas calles y con lo que se motiva poco el reciclaje. 


Y lo peor no es eso: lo peor es que con la que está cayendo están como aislados de todo esto, no ven más allá de sus narices (debe ser que ven la vida de una manera optimista o que donde ellos residen están las cosas más fáciles, no lo sé). A lo mejor va siendo hora de fijarse un poco en lo que la gente piensa y necesita, dejando a un lado, por ejemplo, el afán recaudatorio que hace ampliar aceras para sacar más dinero con las terrazas, o fijarse en las zonas en estado de abandono que tiene Algete y que ayudarían a dar más vida al pueblo. 


Es lamentable ver que no se hace nada para mejorar Algete. Por no hablar de ciertas “cositas” de las que nos vamos enterando los que estamos más atentos a las jugadas del Ayuntamiento, “cositas” que pueden rozar la “ilegalidad” (al menos moral). Porque no solo hay que regirse por lo que marca la Constitución y la Ley, sino también establecer una serie de prioridades basadas en el sentido común para facilitar la vida de los algeteños, que para eso los hemos elegido. 

Adiós Inma. Hola César.

por Sergio Velasco Gigorro

Ciudad Juárez es una ciudad de México situada en el norte del país, en el estado de Chihuahua, a orillas del río Bravo, fronteriza con los Estados Unidos. Con una población de 1 320 000 personas, es la octava zona metropolitana más grande de México.

Puebla es una ciudad mexicana situada en el centro oriental del país, capital del estado del mismo nombre. Es la cuarta área metropolitana más grande de México con una población de 2 780 000 habitantes, siendo la cuarta ciudad del país en población por detrás de Ciudad de México, Guadalajara y Monterrey.

Seguramente os  preguntaréis qué tienen que ver estas dos ciudades aztecas con Algete. Lo entenderéis en las próximas líneas. Como sabéis, la noticia del día en el pueblo ha sido la dimisión de la alcaldesa Inmaculada Juárez, quien ha decidido presentar su renuncia al frente del Ayuntamiento de la localidad por “motivos de salud”. Salvo sorpresas, todo indica que su sucesor en el cargo será César de la Puebla, actual primer teniente alcalde de Algete, y el mismo que presentó hace unos meses una lista alternativa para optar al puesto de presidente del Partido Popular de la localidad pugnando con la propia Inma y saliendo derrotado del envite. 

Muchos hoy nos hemos alegrado de la dimisión de Juárez. En nuestra mente está muy presente la deuda acumulada, el déficit del consistorio, los impagos a proveedores, los despidos de trabajadores municipales, los excesivos cargos de confianza, los astronómicos sueldos, el estado lamentable de nuestras calles, la falta de servicios, la continua subida del IBI, las tasas abusivas, el abandono de la juventud, el incumplimiento de las promesas, la dejadez de los polígonos industriales, la nula política medioambiental, el famoso chófer… 

No quiero ser aguafiestas, pero el que será Alcalde ha sido hasta ahora Concejal de Economía y Hacienda, Administración General, Recursos Humanos, Régimen Interior y Contratación. Es decir, ha estado al frente de la concejalía que se encarga de elaborar los presupuestos y de gestionar todo lo relacionado con gastos e ingresos, así como dirigir los procesos de contratación, autorizar órdenes de gasto, contabilizar y pagar facturas, gestionar el presupuesto municipal, administrar la tesorería municipal, etc. 

No quiero buscar tan pronto la confrontación con César. Le daré un voto de confianza al nuevo alcalde y a su nueva corporación, y esperaré un plazo razonable para ver los resultados. Si su gestión es buena y el pueblo mejora, seré el primero en reconocerlo y en felicitarle. Pero si el pueblo continúa en el lamentable estado de abandono en el que se encuentra, se lo haré saber por ser Algete el pueblo en el que vivo, trabajo y pago mis impuestos. Y no me valdrán argumentos como “la herencia recibida”: César de la Puebla hereda lo que él mismo deja.

Y no olvidéis que Ciudad Juárez y Puebla son dos ciudades distintas, pero ambas mexicanas; al igual que Inma Juárez y César de la Puebla son dos políticos distintos, pero ambos militan en las filas populares.

Medidas para evitar estafas a personas mayores


Ante la estafa del gas que hemos sufrido en los últimos días en el municipio, desde Vecinos por Algete solicitamos al Ayuntamiento que proponga la realización de unas jornadas informativas, sobre timos y estafas, para las personas mayores de Algete. 

La semana pasada conocimos la estafa del gas que se produjo en Algete. Dos delincuentes con antecedentes policiales intentaron, con éxito, timar a una mujer de 80 años. Con la excusa de una supuesta revisión obligatoria, los estafadores consiguieron que la señora les diera 200 euros, ya que le amenazaron con cortarle el suministro de gas. Al día siguiente, los estafadores volvieron a su casa. Por suerte, fueron sorprendidos por unidades BESCAM de Algete cuando intentaban volver a engañarla.  Fueron trasladados a Jefatura de Policía Local e imputados por estos hechos.
Este suceso nos debe servir para tomar conciencia de la necesidad de realizar algún tipo de taller o jornada informativa sobre timos y estafas a los ciudadanos. Sobre todo, a los mayores de nuestro municipio, ya que son el sector más acosado por los timadores.

En Vecinos por Algete proponemos que en estas jornadas informativas se traten diferentes tipos de estafas, tanto las que ocurren en la calle, como en casa o por internet. Por ejemplo:

– Por Internet: timos de compra online, extorsiones, estafas de caridad, ofertas de trabajo falsas, oportunidades de ganar dinero de forma rápida, fraudes de tarjetas de crédito, pshishing o pharming. Uno de los principales motivos por el que muchas personas mayores son reticentes a usar las nuevas tecnologías es el miedo a que le engañen. Pero, si realmente queremos acabar con la brecha digital, tenemos que potenciar el conocimiento de estas tecnologías en los mayores. Unos conocimientos mínimos sirven para usar Internet con seguridad.

Pero hay más. Las estafas más frecuentes realizadas a las personas mayores, según información de la Guardia Civil, son las siguientes:

– Timo de la lotería: los autores realizan un envio masivo de correos electrónicos a direcciones obtenidas por Internet. Normalmente los correos proceden de cuentas gratuitas y utilizan tanto logotipos reales del Organismo Nacional de Loterías y Apuestas del Estado ONLAE (“La Primitiva”, “El Gordo de la Primitiva”, “Lotería Nacional”, etc.), como supuestos (“Nacional Loto”). En sus mensajes afirman que el receptor ha sido agraciado con un premio, aunque la presunta víctima no ha participado en ningún sorteo. El requisito que hace falta para cobrar el premio es el pago de una cantidad de dinero por anticipado en concepto de pago de impuestos, aranceles, costes de transferencia o similar, para lo cual se facilita una cuenta bancaria o se solicita una transferencia a través de servicios de transferencia de fondos. Ingresada la cantidad de dinero solicitada no se vuelve a tener noticia del premio.

– Trileros: la estafa consiste en incitar al público a apostar dinero, en juegos de habilidad que, aparentemente, permiten grandes ganancias y que se ofrecen en plena vía pública, sobre una pequeña mesa. El juego más utilizado consiste en descubrir en qué lugar se esconde una bolita que es tapada por una chapa o vaso. Aunque es conocido, se sigue llevando a la práctica.

– La Estampita: el ciudadano es abordado por el estafador que aparenta tener cierta discapacidad intelectual y le enseña una bolsa que parece estar llena de billetes. El estafador le dice a la víctima que en la bolsa lleva “estampitas” o “cromos” y que en casa tiene muchos más. En ese momento interviene un segundo estafador que hace de gancho. Le ofrece a la víctima la posibilidad de engañar al primero comprándole la bolsa por una cantidad de dinero. Sin embargo, el gancho dice no tener dinero para participar en la “compra” de la bolsa. No obstante anima a la víctima a realizar la compra. Incluso, el gancho se ofrece para acompañar a la víctima a buscar dinero, al objeto de que no tenga ningún contratiempo. Una vez que la víctima materializa la “compra” entregando el dinero por la bolsa desaparecen los dos estafadores. Cuando la víctima abre la bolsa comprueba que no contiene billetes sino tacos de recortes de papel.

– El nazareno: las víctimas de la estafa son empresas que suministran mercancías. Los estafadores se instalan en un lugar alquilando un almacén a nombre de una empresa. Empiezan a realizar pequeños pedidos, que se guardan en el almacén y que son abonados en el acto a las empresas suministradoras. De esta manera los estafadores se ganan la confianza de las víctimas. Seguidamente realizan grandes pedidos de mercancías, diciendo a los suministradores que los pagos los van a realizar en varios plazos. Incluso, pueden llegar a cumplir el primero de dichos pagos. De forma repentina, la empresa desaparece del lugar, llevándose la mercancía y dejando pendiente de abonar las deudas contraídas. Cuando las empresas de suministros estafadas quieren hacer gestiones para ejecutar el cobro comprueban que la empresa que les hizo los pedidos no existe.

El instalador: los estafadores van al domicilio de la víctima vestidos con mono de trabajo y presentándose como trabajadores de la empresa instaladora del gas u otro servicio. Dicen que van a realizar una revisión de la instalación. Justo lo que ha ocurrido en Algete. Aparentan realizar varios trabajos técnicos; normalmente, se limitan a cambiar un trozo de manguera del gas u otra obra menor. Finalizado el trabajo extienden una factura en la que cobran por los servicios no realizados.

– El desahuciado: suele cometerse mediante la visita al domicilio de la víctima. El estafador se hace pasar por una persona que se encuentra en graves apuros económicos o con graves problemas familiares. En todo caso trata de afectar la sensibilidad de la víctima. Al final, el estafador explica que para poder subsistir está procediendo a liquidar sus objetos más preciados. En ese momento, muestra un objeto personal valioso y dice que es una joya preciosa, muy valiosa. Ofrece el objeto a cambio de un precio muy bajo en comparación a lo que dice que vale. Cuando la víctima accede a la compra del objeto comprueba que es una baratija.

Guardia Civil, Policía Nacional y Protección Civil, entre otros, alertan y ofrecen consejos de seguridad a los ciudadanos para evitar ser estafados. Además, en muchos municipios ofrecen, con frecuencia, charlas informativas y gratuitas a los mayores, sobre los timos más habituales, para que estén alerta. Desde Vecinos por Algete nos gustaría que nuestros mayores pudieran beneficiarse de alguna de estas charlas. Sin olvidar, que se podría extender también a ciudadanos de otras edades.

Y todo esto ¿por qué?

por Cecilia Sánchez De Medina
Ésta es una pregunta que escucho con demasiada frecuencia. ¿Por qué? Bueno, cierto es que todo tiene un porqué. El comienzo de este “porqué” llega cuando intentas llegar a fin de mes, cumpliendo con todas tus obligaciones, y te vas dando cuenta de que, cada vez, es más complicado hacerlo. Todo sube. Sí, lo sabemos. Y, aunque cada vez tienes menos oportunidades para salir por ahí, darte un capricho o yo qué sé, intentas, como puedes, pagar tus recibos. Pero, a cambio, te gustaría sentir un apoyo de la gente que te gobierna. Sin embargo, lo que vemos a diario es corrupción, corrupción y más corrupción. Políticos que se ríen de nosotros en nuestra cara. Que han dado la espalda a la sociedad española. Que no atienden a las necesidades de los españoles, que cada vez son más. La situación de familias que pasan hambre es lamentable. Intentan vendernos su moto. Echar la culpa a los que estaban o echársela a los que están. ¡Venga ya! ¿A quién pretenden engañar? Ya nos hemos cansado. Estamos hartos algunos, otros ni siquiera pueden hartarse. Otros, lamentablemente, están pasando muchas calamidades.

Y no hace falta salir de tu pequeño municipio para ver las cosas que ocurren. En Algete, que es donde yo vivo. ¿Por qué nos metemos en esto? Pasas una época de rabia, de no dar crédito a todo lo que ocurre, te cabreas con todo lo que pasa a tu alrededor… Y tú, mientras, pagando un dineral en impuestos. ¿Dónde están los resultados? ¿Se tiene en cuenta a los que están en el paro? ¿A dónde va todo ese dinero de impuestos? Desde luego no repercute en el pueblo. Despidos, barrios e instalaciones abandonados a su suerte… Y los impuestos siguen subiendo. No nos vendan la moto de que no pueden hacer nada. Tenemos ejemplos de otros municipios que han congelado el IBI o que tienen en consideración a las familias más desfavorecidas. Algo se podrá hacer… Si se quiere hacer. 

Podían comenzar los políticos bajándose los sueldos. Reduciendo puestos de confianza. ¿Qué no es mucho dinero de ahorro? Algo será. Y, poco a poco, reduciendo de allí y de aquí, se podrán ir consiguiendo cosas. En otros municipios, se han quitado las dietas, por ejemplo. Comen de “tupper”, como tantos de nosotros. Y no pasa nada, señores. 
En Algete somos diferentes. En vez de eso, cada día, vemos como se incrementa la deuda del municipio. Cada vez la bola es más grande. Sin embargo, los vecinos, cada vez tenemos menos servicios, menos posibilidades de ocio, de entretenimiento… Porque no hablemos de hacer deporte. Un carril bici de 800 metros (¡Guau!) con grietas, polideportivo en pésimas condiciones… Además, despidos en Geseral, trabajadores que cobran a destiempo… Pero, ¿esto qué es?
Son pequeños ejemplos que te hacen pensar. Que los tienes en la cabeza. Que cada vez que paseas por Algete y que hablas con un vecino, salen a relucir. Todos nos quejamos. Protestamos. Estamos hartos y cansados. Entonces, vuelve a la mente la pregunta: “Y, todo esto, ¿por qué?” Pues ésta es mi respuesta: puedo seguir protestando, quejándome y criticando a los que nos gobiernan. De hecho, no pienso dejar de hacerlo mientras no me guste lo que hacen. Pero, además, he decidido no quedarme quieta. No parece que tengan demasiado interés en cambiar las cosas. Entonces, ¿por qué no intentamos cambiarlas los ciudadanos de a pié? En Algete, en Madrid y en España entera. Estoy convencida de que se pueden cambiar las cosas. Ya existen ejemplos de proyectos y acciones que han beneficiado a poblaciones. Yo no pienso quedarme quieta. Ni yo, ni muchos ciudadanos.

Por eso, en Algete, nos hemos unido un grupo de personas que queremos cambiar las cosas. Somos vecinos. Quien quiera echarnos en cara que tenemos que tener ideología política, se equivoca. Personalmente, cada uno puede tener su ideología y pensar como quiera. Pero, para intentar tener un pueblo más cercano, menos endeudado y más activo, no creo que hagan falta ideas de izquierdas, de derechas, de centro, de arriba o de abajo. Hace falta ilusión. No somos expertos en temas municipales. Somos jóvenes. No es problema tampoco. Los que gobiernan son más mayores, algunos, y con experiencia política. ¿Acaso lo hacen bien? ¿Han reducido la deuda? ¿Han mejorado el pueblo? En Vecinos por Algete puede estar quien quiera. Todo el que quiera aportar, trabajar, colaborar, cambiar el pueblo… No vendemos motos. Cuando hablamos, no buscamos votos. Buscamos proyectos en común, ideas de unos y otros para mejorar el pueblo. Sugerencias, ilusión… Buscamos ilusión y soluciones para Algete.

Éste es el motivo. Éste es el “Y, todo esto, ¿para qué? Para conseguir que aquél hashtag “#AlgeteDespierta” se convierta en una realidad. Ya hemos dormido bastante. Es hora de quitarse las legañas, abrir bien los ojos y luchar por un pueblo para todos. Así, de cara, sin intentar ser de otra forma distinta a la que somos. Somos así, vecinos, jóvenes y sin experiencia política. Cada uno profesional de lo suyo. Luchadores como tantos, sobre todo en estos momentos de crisis, intentando hacer cábalas día a día en nuestras casas y en nuestras propias vidas. Y, sobre todo, muy preocupados con todo lo que está ocurriendo a nuestro alrededor. No vamos a desistir en intentar cambiar las cosas. Tenemos ilusión y ganas para rato.

Freno al deterioro de la finca Soto Heredad de La Torre

Vecinos por Algete está haciendo una fuerte campaña en las redes sociales para frenar el deterioro de la finca Soto Heredad de La Torre con el fin de presionar al Ayuntamiento para que actue ante el evidente abandono en el que se encuentra. La publicación de varias imágenes de la finca ha provocado la actuación casi inmediata del consistorio, que ha limpiado algunos accesos, como ha mostrado en algunas fotografías en Twitter el concejal Cesar de la Puebla. Pero desde Vecinos por Algete no nos conformamos con esa actuación: queremos que se limpie, proteja y conserve toda la zona, así como los antiguos inmuebles y naves en ruinas que se encuentran en la zona, para que sean rehabilitados con fines culturales o de ocio para los vecinos de Algete.

La finca Soto Heredad de la Torre es propiedad del Ayuntamiento de Algete y es allí donde este consistorio tenía proyectada la construcción de un nuevo campo de golf. La finca está situada junto al río Jarama, y está incluida en la Zona Especial de Conservación “Cuencas de los ríos Jarama y Henares”. Es colindante con la finca Soto Mozanaque, propiedad del Club Moraleja Golf donde se han construido ya dos campos de golf. Se da la circunstancia además, que en el año 2006, el Ayuntamiento de Algete presentó alegaciones al proyecto de la Radial 1, en la que se oponía totalmente al trazado de dicha vía, por afectar de manera inadmisible fincas municipales y espacios protegidos y de interés ambiental como Las Huelgas y Soto Heredad de la Torre, dos fincas que son el principal patrimonio ambiental del municipio de Algete y forman parte del Suelo No Urbanizable Protegido de propiedad municipal.

Vecinos por Algete está denunciando que la finca está sufriendo actualmente un fuerte deterioro, a pesar de que AENA invirtió un millón de euros en su restauración y reforestación tras ser  esta zona afectada por la ampliación del aeropuerto de Barajas en 2006. Las obras de ampliación afectaron a casi 1250 hectáreas de la zonas naturales protegidas de los ríos Jarama y Henares. En 2007, AENA, sociedad gestora del aeropuerto, empezó la plantación de árboles y la recuperación de la zona, como medidas compensatorias establecidas en la Declaración de Impacto Ambiental de 30 de Noviembre 2001. Las obras de recuperación se concluyeron en la primavera del 2009, cuando la gestión del suelo volvió al Ayuntamiento de Algete. Desde entonces, varios colectivos ecologistas (ARBA -Asociación para la Recuperación del Bosque Autóctono-, Asociación Ecologista del Jarama “El Soto”, Ecologistas en Acción, GRAMA -Grupo de Acción para el Medio Ambiente- y Jarama Vivo entre otros) han denunciado el abandono que ha hecho el Ayuntamiento de la zona, situación que podría estar favoreciendo el propio consistorio para justificar la construcción futura de un nuevo complejo de golf en el municipio.

Y es que desde Vecinos por Algete somos conscientes de la sospechosa promoción del golf sin precedentes que se está dando en la Comunidad de Madrid en los últimos años. En esa promoción golfística se incluye también Algete, donde en noviembre de 2007 se cambió la declaración de impacto ambiental que, en 2001 fue negativa, para permitir la construcción de los dos campos de golf citados en uno de los sotos mejor conservados del río Jarama,  dentro del LIC de las Cuencas de los ríos Jarama y Henares, en la finca Soto Mozonaque. 

Ver la finca Soto Heredad de La Torre en Google Maps